México y su agenda feminista

México y su agenda feminista

1 de julio de 2024

A todas las mujeres mexicanas nos vibra el corazón de emoción con la llegada de la primer mujer a la Presidencia de México a 70 años de haber obtenido por primera vez nuestro derecho a votar; la mayoría de nosotras elegimos a Claudia Sheinbaum y algunas otras decidieron apoyar a Xóchitl Gálvez, lo cual es completamente válido en un país democrático como México; pero lo verdaderamente trascendental y que nos une a todas las mexicanas, es que logramos romper el techo de cristal con la llegada de una mujer a la silla presidencial

El reto es grande, la primer Presidenta electa de México está siendo observada por el mundo, tiene que dejar huella y la agenda feminista aún tiene muchos retos por cumplir, como la creación del “Sistema nacional de cuidados” que conlleva que el trabajo del hogar debe compartirse con la pareja; y que el cuidado de los hijos, adultos mayores y personas con capacidades diferentes debe estar a cargo de ambos, en corresponsabilidad con el Estado

Las mexicanas hemos exigido durante años un sistema de justicia penal con perspectiva de género para combatir la impunidad de los delitos contra las mujeres que contribuya a la erradicación de todo tipo de violencia contra nosotras, incluido el más extremo que es el feminicidio, porque las mexicanas tenemos memoria y no se nos olvida que muchas mujeres han sido víctimas de abusos atroces, como el caso de las despectivamente llamadas “muertas de Juárez” por poner un ejemplo

Por otro lado, es imperativo acabar con la sobre explotación de las mujeres de la maquila; o la erradicación del matrimonio infantil forzado en comunidades regidas por “usos y costumbres” que ponen en riesgo la vida de las niñas al gestar embarazos a temprana edad, poniendo en riesgo también la vida del bebe que llevan en el vientre y coartando su derecho que disminuye significativamente sus posibilidades de ir a la escuela, tener una carrera universitaria o salir a la vida laboral

Aunque la brecha salarial entre mujeres y hombres ha disminuido en los últimos años pasando de un 34% a un 14% sigue siendo un lastre que debemos erradicar en nuestro país y requerimos que se fortalezca nuestra autonomía económica garantizando trabajos dignos y salarios igualitarios; así como el acceso a la seguridad social para quienes trabajan en el mercado informal y el acceso universal a la salud para todas las niñas, jóvenes y mujeres

En conclusión, es necesario fortalecer nuestros derechos y generar las condiciones para que las mujeres podamos desarrollarnos en cualquier actividad que deseemos y con ello poder ocupar todo tipo de puestos en la sociedad, dejando a un lado los prejuicios y la violencia, y dándonos la oportunidad de cumplir nuestros sueños

Si en un sexenio logramos solucionar los pendientes antes mencionados, habremos dejado el mejor legado que podemos aportar como mexicanas a nuestras futuras generaciones y con ello honraremos a todas las mujeres que abrieron brecha para llegar a este momento histórico en nuestro país

Foto de perfil Tere Ramos Opinió Tere Ramos

Ver más del autor